Arlita: el material de construcción ligero y duradero

Arlita: el material de construcción ligero y duradero

La arlita es un material que ha sido utilizado en la construcción por sus características de durabilidad y ligereza. En el post de hoy, te queremos contar qué usos tiene y cuáles son sus ventajas.

Qué es la arlita

La arlita, conocida también como ripiolita, leca o arcilla expandida, es una roca sedimentaria compuesta por minerales de carbonato, como el calcio y el magnesio. Normalmente, se suele emplear como material de construcción y como agente de filtración en sistemas de tratamiento de aguas, debido a sus características de durabilidad y su resistencia. 

En construcción, la arlita suele ser utilizada para crear concreto u hormigón. También, es común aplicarla en las soleras y, además, es un buen material aislante (tanto térmico como acústico). Adicionalmente, gracias a sus características, se aplica también a la jardinería.

La arlita es un material natural que tiene múltiples beneficios; cuenta con una capacidad de resistencia excepcional, que se puede reciclar por completo y que destaca por su durabilidad. Las propiedades de este material se mantienen durante un largo periodo de tiempo, siendo inmune a los productos químicos y capaz de resistir a bajas y altas temperaturas. 

Beneficios de la arlita

Arlita es un tipo de material de construcción ligero y duradero que se utiliza para la construcción de construcciones como edificios, puentes, carreteras y caminos. Está compuesto por una mezcla de arcilla expandida, cemento y agua. Esta mezcla es endurecida y compactada en una forma que crea un material de construcción sólido y resistente.

Este material es mucho más liviano que la mayoría de los materiales de construcción comunes, como el ladrillo y la piedra. Esto significa que se puede transportar y manejar con mayor facilidad y, por lo tanto, es mucho menos costoso de usar. Además, es muy resistente a los cambios climáticos y se puede usar en una amplia gama de aplicaciones. Debido a su resistencia, también se puede usar para construir estructuras resistentes al fuego.

Una de las principales ventajas de usar Arlita es que es un material de construcción ecológico. Esto se debe a que no contiene productos químicos tóxicos como muchos otros materiales de construcción. Además, no requiere de grandes cantidades de energía para su fabricación, por lo que también es una opción más respetuosa con el medio ambiente.

En resumen, Arlita es un material de construcción ligero, duradero y ecológico. Está hecho de una mezcla de arcilla expandida, cemento y agua, lo que lo hace más ligero y fácil de transportar que otros materiales de construcción. Además, es resistente a los cambios climáticos y es una opción respetuosa con el medio ambiente.